La finalidad de BASE BLEED es aumentar el alcance de la artillería de campaña, en particular de los cañones L33 (CITER y SOFMA) calibre 155 mm del Ejército Argentino.

El desarrollo, llevado adelante por CITEDEF, contempla la fabricación de un generador de gases con efecto base bleed, que permite obtener, con una alta confiabilidad de funcionamiento y conservando la precisión inherente a los proyectiles con estabilización giroscópica, una extensión en el orden de un 15 al 20 % respecto al alcance normal.

Esto permite prestar una cobertura en áreas más extensas con el consecuente aumento de las capacidades militares.
Su tecnología es aplicable a otros calibres de artillería, como, por ejemplo, 105 mm, 122 mm, 130 mm y 152 mm, además del 155 mm.

Los gases producto de la combustión del grano incrementan la presión en la base del proyectil, con esto se logra reducir la resistencia al avance (drag), aumentando el alcance en hasta un 20% sin disminuir la precisión