CALIV es el proyecto para un cañón de artillería de campaña calibre 105 mm remolcado, aero- y helitransportable, diseñado bajo los requerimientos del Ejercito Argentino.

Este desarrollo de cuna autoportante —donde los elementos del vínculo elástico, recuperador y freno de tiro son estructurales— permite disminuir el peso y la complejidad del sistema con un alcance de 17 km y con proyectiles de culote hueco y base bleed. A través de distintas simulaciones y estudios por elementos finitos, se logró obtener un afuste (cabeza, plataforma y flechas) de baja deformación y una figura de bajo perfil.

La configuración de los sistemas móviles en la culata y la acción del sistema de freno recuperador permitirán obtener una adecuada cadencia de tiro dentro del primer minuto de acción.